Oración de la Familia

María, Madre nuestra,
enséñanos a acoger la Palabra de Dios en nuestras Familias,
a “hacer lo que El nos diga”
para llegar a ser signos de amor y servicio para todos.
Que en nuestra casa,
cuando se hable, siempre nos miremos a los ojos y busquemos crecer juntos;
que nadie esté sólo, ni en la indiferencia o el aburrimiento;
que los problemas de los otros no sean desconocidos o ignorados,
que pueda entrar quien tiene necesidad y sea bienvenido.
Que en nuestra casa sea importante el trabajo, pero no más importante que la alegría;
que la comida sea el momento de alegría y de conversación;
que el descanso sea paz del corazón y del cuerpo;
que la riqueza mayor sea estar juntos.
Que en nuestra casa el más débil sea el centro de la atención;
que el más pequeño y el más anciano sean los más queridos;
que cada gesto esté lleno de significado;
que te demos gracias por todo lo que la vida nos ofrece
y por el amor que nos das.
Gracias porque esperas que te acojamos, incluso sabiendo que tenemos dificultades.
Ven, María, a nuestra casa para que Jesús nazca entre nosotros.
Amén.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies